Archaeopteryx: Características y Curiosidades

El Archaeopteryx es un peque√Īo animal alado (del tama√Īo de un cuervo) cubierto de plumas que habit√≥ nuestro planeta durante el periodo Jur√°sico, hace unos 150 millones de a√Īos. Por su estructura corporal, este animal f√≥sil ocupaba una posici√≥n intermedia entre las aves y los reptiles.

El esp√©cimen de Archaeopteryx fue descubierto solo dos a√Īos despu√©s de que Charles Darwin publicara El origen de las especies.¬†Archaeopteryx demostr√≥ apoyar la teor√≠a de Darwin y desde entonces se ha convertido en una pieza clave de evidencia para el origen de las aves, en el debate sobre la transici√≥n y la evoluci√≥n.

Dato Curioso

La especie más grande de Archaeopteryx podía crecer hasta 50 cm (1 pie 8 pulgadas) de largo y pesar 1 kg.

Descripción del Archaeopteryx

Imagen en 3D del Archaeopteryx
Imagen en 3D del Archaeopteryx

Todos los hallazgos relacionados con los restos de un Archaeopteryx ya extinguido están vinculados a la zona de Solnhofen, en el sur de Alemania. Hasta que se han hecho nuevos descubrimientos, los científicos han utilizado la apariencia de las aves emplumadas para reconstruir los ancestros comunes de las aves modernas.

Apariencia del Archaeopteryx

El Archaeopteryx tiene una estructura esquelética similar a la de las aves actuales, así como a la de los restos fósiles del deinonicosaurio, que pertenecen a los dinosaurios terópodos. Estos, a su vez, se consideran los parientes más cercanos de los dinosaurios con plumas. La porción craneal de este vertebrado incluía dientes de forma cónica que se asemejan a los de los cocodrilos comunes. Los huesos pre-mandibulares no tenían una articulación distintiva, y la mandíbula y el maxilar no tenían rhamphotheca (vaina córnea), por lo que el animal no tenía pico.

La cavidad craneal y el canal espinal estaban conectados por un gran foramen occipital. Las vértebras cervicales tenían una forma bicóncava, tanto posterior como anterior, y carecían de superficies articulares en forma de silla de montar. Las vértebras del sacro no tenían una conexión rígida entre sí, y la columna vertebral del sacro sólo comprendía cinco vértebras. La huesuda y larga cola estaba formada por varias vértebras caudales no fusionadas.

Las costillas del Archaeopteryx carec√≠an de salientes en forma de gancho y presentaban costillas ventrales, lo que es caracter√≠stico de los reptiles, pero no de los animales modernos con plumas. Las clav√≠culas estaban conectadas r√≠gidamente para formar una especie de horquilla. Tampoco hab√≠a conexiones r√≠gidas entre los huesos p√©lvicos il√≠aco, p√ļbico y ci√°tico. Los huesos del pubis se distingu√≠an por estar algo invertidos y tener tambi√©n extremos en forma de “bota”. Los extremos de los huesos p√ļbicos ten√≠an una conexi√≥n r√≠gida, lo que daba lugar a una gran s√≠nfisis p√ļbica, que no es caracter√≠stica de las aves modernas.

Apariencia del Archaeopteryx
Apariencia del Archaeopteryx

Las extremidades anteriores (delanteras) del Archaeopteryx difer√≠an en cierta longitud, y en su extremo estaban presentes tres dedos bien desarrollados, con falanges. Los dedos estaban armados con garras fuertemente curvadas y grandes. Las mu√Īecas de los Archaeoptrixes estaban formadas por huesos semilunares, mientras que los dem√°s huesos permanec√≠an m√≥viles. Las extremidades traseras se caracterizaban por estar formadas por tibias y tibiales de igual longitud, mientras que no hab√≠a tarso. Un estudio de los espec√≠menes de Londres revel√≥ que los dedos de las extremidades traseras estaban opuestos por un solo pulgar.

La primera imagen del espécimen de Berlín, realizada por un ilustrador en 1878-1879, se caracterizaba por el hecho de que en ella se veían huellas de plumas, lo que hizo pensar que Archaeopteryx era un ave. Tales casos son bastante raros, ya que en su mayoría se encontraron restos de especialistas que no tenían tales huellas. Las impresiones permanecieron en el caso de que la piedra caliza litográfica estuviera presente en los lugares de los hallazgos. Los diferentes especímenes encontrados tenían diferentes grados de conservación, tanto de plumas como de huesos esqueléticos. Los más informativos en este sentido son los ejemplares de Berlín y Londres. En general, el patrón de plumaje de los Archaeopteryx no difería mucho de las especies extintas de aves emplumadas, así como de las aves modernas.

El Archaeopteryx tenía plumas de timonera, de vuelo y penáceas que cubrían el cuerpo del animal fósil. Las plumas timoneras y de vuelo, al igual que las de las aves modernas, no solo cumplían todas las funciones necesarias, sino que su estructura tenía similitudes. Las plumas de vuelo poseían cierta asimetría de las plumas penáceas, mientras que las timoneras se caracterizaban por una asimetría mínima. Las extremidades anteriores carecen de mechones de plumas individuales, que se encuentran cerca de los pulgares. El plumaje estaba ausente tanto en el cuello como en la cabeza, y estas partes del cuerpo, incluida la cola, estaban hacia abajo.

Archaeopteryx volando en 3D
Archaeopteryx volando en 3D

El cr√°neo de un pterosaurio, algunas aves y tambi√©n los ter√≥podos difer√≠an en que sus meninges son relativamente delgadas y los senos venosos son peque√Īos. Esta caracter√≠stica nos permite determinar con precisi√≥n el volumen y la masa del cerebro, que fueron dotados de especies extintas de taxones similares. All√° por 2004, utilizando tomograf√≠as de rayos X, cient√≠ficos de la Universidad de Texas lograron reconstruir el cerebro de este animal.

Los estudios han demostrado que el volumen del cerebro de los Archaeopteryx es tres veces mayor que el de los reptiles, que ten√≠an el mismo tama√Īo. Los hemisferios cerebrales son algo m√°s peque√Īos y no est√°n rodeados de conexiones olfativas. Los l√≥bulos √≥pticos tienen la misma forma que los de las aves modernas, pero est√°n situados frontalmente.

Interesante Conjetura

La estructura del cerebro de Archaeopteryx tiene un parecido parcial con las aves, así como con los reptiles. La presencia de un cerebelo relativamente grande, así como de lóbulos visuales agrandados, indica que Archaeopteryx se sentía muy bien en el aire.

El cerebelo de la especie extinta es algo m√°s grande que el de los ter√≥podos relacionados de Archaeopteryx, mientras que es significativamente m√°s peque√Īo que el de las especies de aves modernas. Los canales laterales y semicirculares est√°n en una posici√≥n t√≠pica de cualquier especie de arcosaurio, aunque el canal semicircular anterior es algo alargado y tambi√©n curvado hacia atr√°s.

El Tama√Īo de un Archaeopteryx

El Archaeopteryx, que pertenece a la clase de las Aves (algunos lo incluyen en Reptiles), al orden Archaeopterygiformes (a su vez, Saurischia) y también a la familia Arqueopterígidos (Archaeopterygidae), no era muy grande. La longitud de su cuerpo no superaba los 50 centímetros y su peso no superaba el kilo.

Duda Existencial

En los trabajos de divulgaci√≥n se suele clasificar al Archaeopteryx como un ave primitiva, pero en realidad no se tiene certeza de la posici√≥n taxon√≥mica de esta especie: seg√ļn el punto de vista de los investigadores, se puede atribuir tanto a las aves como a los reptiles.¬†

Comportamiento y Estilo de Vida

El Archaeopteryx tenía las clavículas fusionadas y su cuerpo estaba cubierto de plumaje. Los expertos creen que dicho animal sabía volar, o al menos era bueno en la planificación. Es probable que, debido a sus extremidades relativamente largas, el Archaeopteryx pudiera correr rápidamente y durante mucho tiempo por el suelo antes de ser arrastrado hacia arriba por las corrientes de aire ascendentes.

Archaeopteryx lo m√°s cercano a reptiles voladores
Archaeopteryx lo m√°s cercano a reptiles voladores

La presencia de plumaje indica, en opinión de los expertos, no que estos animales pudieran volar, sino que podían mantener una temperatura corporal constante. Además, las alas de estas criaturas fósiles podían recoger eficazmente alimentos en forma de todo tipo de insectos. Al tener garras en las alas, suben fácilmente a los árboles altos y se mantienen en el aire, planeando durante largas distancias. Se cree que la mayor parte de la vida de estas antiguas aves transcurría en los árboles.

Tiempo de Vida y Dimorfismo Sexual

Por el momento, aunque se han encontrado restos de estos animales, los científicos no han podido establecer ni el sexo ni la longevidad.

Historia del Descubrimiento

Descubrimiento del Archaeopteryx
Descubrimiento del Archaeopteryx

Hasta la fecha, sólo se han encontrado una docena de fósiles de Archaeopteryx, con distintos grados de conservación. Por lo general, los especímenes se encontraron en calizas de capa delgada del período Jurásico tardío.

Los siguientes hallazgos est√°n relacionados con Archaeopteryx extintos:

  • En 1861 se encontr√≥ una pluma de animal cerca de Solnhofen. Este hallazgo fue descrito ese mismo a√Īo por el cient√≠fico Hermann von Meyer. Ahora se conserva cuidadosamente en el Museo de Historia Natural de Berl√≠n.
  • Ese mismo a√Īo se encontr√≥ un esp√©cimen sin cabeza (londinense) cerca de Langenaltheim. Dos a√Īos m√°s tarde el esp√©cimen fue descrito por Richard Owen y ahora el esp√©cimen se encuentra en el Museo de Historia Natural de Londres, pero con la cabeza, ya que Richard Owen consigui√≥ restaurar la cabeza del animal.
  • En 1876 se descubri√≥ otro esp√©cimen cerca de Eichst√§tt, en Blumenberg, que posteriormente se denomin√≥ esp√©cimen de Berl√≠n. Jacob Niemeyer cambi√≥ los restos del animal f√≥sil por una vaca y no fue hasta siete a√Īos despu√©s cuando Wilhelm Dames descubri√≥ los restos. Actualmente, los restos se encuentran en el Museo de Historia Natural de Berl√≠n.
  • En el mismo lugar en el que se encontraron los restos del esp√©cimen de Londres, en 1956-1958 se encontraron restos del esp√©cimen de Max Berg y en 1959 el cient√≠fico Florian Geyer describi√≥ este animal. El esp√©cimen se expuso en el Museo Max Berg durante varios a√Īos y luego fue devuelto a su propietario, un coleccionista. Tras la muerte del coleccionista se descubri√≥ que no ten√≠a el esp√©cimen, por lo que se supone que el propietario lo vendi√≥ en secreto o que el esp√©cimen hab√≠a sido robado.
  • En 1855 se encontraron los restos cerca de Riedenburg, que entonces se llamaron el esp√©cimen Harlem o Teyler. El cient√≠fico Meyer no describi√≥ estos restos hasta dos d√©cadas despu√©s, y un siglo m√°s tarde el cient√≠fico John Ostrom llev√≥ a cabo una reclasificaci√≥n. Estos restos se encuentran en el Museo Teyler de los Pa√≠ses Bajos.
  • El esp√©cimen de Eichst√§tt fue supuestamente encontrado en 1951-1955, y no fue descrito hasta 1974 por Peter Wallnhofer. Actualmente este esp√©cimen est√° expuesto en el Museo Jur√°sico de Eichst√§tt. Aunque es el m√°s peque√Īo, la cabeza de este ejemplar est√° muy bien conservada.
  • El Museo Paleontol√≥gico de M√ļnich expone un esp√©cimen procedente de M√ļnich que fue descubierto en Langenaltheim en 19991. Este ejemplar fue descrito por Wallnhofer en 1993.
  • El siguiente hallazgo se conserva en el Museo del Burgomaestre M√ľller. Este esp√©cimen fue encontrado en Eichst√§tt en la d√©cada de 1960, tras lo cual el hallazgo fue descrito por Wallnhofer en 1988.
  • El fragmento de un esp√©cimen encontrado en 1997 se conserva en el Museo M√ľller.
  • Se encontr√≥ otro ejemplar en Alemania, tras lo cual se conserv√≥ en una colecci√≥n privada. El esp√©cimen se distingue por tener los pies perfectamente conservados, as√≠ como la cabeza. Fue llamado un esp√©cimen de Thermopolis (“The Thermopolis Specimen“).

En 1997, se descubri√≥ otro fragmento de este esp√©cimen en posesi√≥n de un coleccionista privado. Lamentablemente, este hallazgo a√ļn no ha sido clasificado y no se ha revelado la ubicaci√≥n del mismo ni su propietario.

Dónde Habitaba el Archaeopteryx

Los especialistas especulan que esta especie de ave f√≥sil, que habit√≥ nuestro planeta hace varios cientos de millones de a√Īos, viv√≠a en un entorno de selva tropical.

De qué se Alimentaba el Archaeopteryx

Archaeopteryx aliment√°ndose de insectos
Archaeopteryx aliment√°ndose de insectos

Si presta atenci√≥n a la estructura de los dientes, as√≠ como a su forma, entonces no estaban destinados a moler alimentos de origen vegetal. Esto no quiere decir en absoluto que los Archaeopteryxes fueran exclusivamente aves rapaces, sobre todo en aquellos lejanos tiempos predominaban los seres vivos de gran tama√Īo, por lo que no pod√≠an incluirse en la dieta de una especie extinta de aves.

Cabe se√Īalar que en ese momento la cantidad de insectos, as√≠ como su tama√Īo, podr√≠an representar posibles alimentos. Lo m√°s probable es que los Archaeopteryx usaran todo su arsenal de b√ļsqueda y captura de todo tipo de insectos de aquella √©poca.

Reproducción y Descendencia

Archaeopteryx junto a su criŐĀa
Archaeopteryx junto a su criŐĀa

Se supone que el cuerpo del Archaeopteryx estaba cubierto por una gruesa capa de plumas. Esto demuestra que eran animales de sangre caliente. Por esta razón, los científicos creen que se reproducían como las aves modernas, incubando huevos puestos con antelación en nidos equipados para ello.

Constru√≠an sus nidos en √°rboles altos o en altos acantilados para protegerse de los depredadores. Las cr√≠as emergentes se parec√≠an a sus padres en apariencia, pero difer√≠an en tama√Īo. Los polluelos reci√©n nacidos, al igual que los de las aves modernas, no pod√≠an valerse por s√≠ mismos al principio y nac√≠an sin plumas.

Datos Importante

Como los polluelos de Archaeopteryx no ten√≠an plumaje, no pod√≠an sobrevivir sin el cuidado de sus padres. Por lo tanto, no es dif√≠cil suponer que ten√≠an alg√ļn tipo de instinto paterno.

Enemigos Naturales

En la prehistoria, nuestro planeta estaba habitado por una gran variedad de formas de vida, por lo que es fácil suponer que los depredadores abundaban. Como los Archaeopteryx no eran especialmente grandes, tenían una gran cantidad de enemigos naturales. Teniendo en cuenta que los Archaeopteryx podían volar, o al menos planear, no eran presa fácil para los depredadores.

Los Pterosaurios, que eran lagartos voladores, eran considerados por los especialistas como los principales enemigos naturales. Pod√≠an depredar no s√≥lo el Archaeopteryx, sino tambi√©n otros peque√Īos animales.

Dos aves Archaeopteryx llaman en alarma como un Allosaurus ataca a un dinosaurio Stegosaurus
Dos aves Archaeopteryx llaman en alarma como un Allosaurus ataca a un dinosaurio Stegosaurus

Palabras Finales

Dato Curioso

Archaeopteryx aparece en la serie animada estadounidense Dinosaur Train (Dinotren).

Naturalmente, los restos fósiles de animales sólo sirven para determinar su aspecto externo, y no es tan fácil decir cómo vivían los animales, de qué se alimentaban y cómo se reproducían. Sólo podemos especular, dadas ciertas características del cuerpo, el cráneo y la boca, etc. Si el Archaeopteryx podía volar es un misterio, aunque no es difícil suponer que podía planear, volando de un árbol a otro o de una roca a otra. Tanto si se trata de un carnívoro como si no, lo habría sido, sobre todo porque en aquella época el mundo natural estaba repleto de roedores, reptiles e insectos. El Archaeopteryx ocupaba un determinado nicho en la cadena ecológica de nuestro planeta. No sólo era un depredador, sino también una fuente de alimento para otros depredadores.

Es una l√°stima que s√≥lo se hayan encontrado unos pocos espec√≠menes, aunque no es de extra√Īar, ya que durante un periodo de tiempo tan largo es poco probable que algo haya podido sobrevivir, y mucho menos en su totalidad. Los f√≥siles se han conservado s√≥lo en condiciones especiales y en determinadas zonas. Desgraciadamente, sabemos poco sobre la √©poca en la que nuestro Planeta estaba habitado por tan sorprendentes representantes de la naturaleza viva. S√≥lo se puede fantasear mientras se reconstruye ese per√≠odo sobre la base de tan poca informaci√≥n, aunque por otra parte sabemos al menos eso, ya que en general el pasado de nuestro Planeta est√° envuelto en el misterio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al principio
Cerrar
Buscar Etiquetas