Pterodáctilo: Características y Curiosidades

Los pterod√°ctilos han sido llamados dinosaurios voladores, reptiles voladores e incluso dragones voladores. Pero, los expertos creen que los pterod√°ctilos representan los primeros reptiles alados que habitaron nuestro planeta. Es posible que sean los ancestros de las aves emplumadas modernas.

Pterodáctilo: Descripción

Pterod√°ctilo volando en el bosque
Pterod√°ctilo volando en el bosque

El nombre latino tiene ra√≠ces griegas. Se traduce del griego pterodaktylos como “dedo alado”. El nombre hace referencia a la presencia de un cuarto dedo largo en las extremidades anteriores de este f√≥sil representante de los reptiles voladores, al que se le asociaba un ala voladora. Los pterod√°ctilos han sido asignados a un g√©nero/suborden que forma parte del numeroso orden de los pterosaurios. Con ello, los consideran los primeros pterosaurios descritos y tambi√©n los primeros reptiles voladores conocidos en la historia de la paleontolog√≠a.

Dato Importante

Los pterosaurios no son dinosaurios como tales, pero están muy relacionados con ellos y muchos científicos colocan a los dinosaurios y pterosaurios en el mismo grupo llamado Ornithodira. Lamentablemente, los pterosaurios no dejaron descendientes.

Aspecto y Tama√Īo

Es dif√≠cil comparar al pterod√°ctilo con un reptil volador, ya que era m√°s bien una ave torpe con un enorme pico como el de un pel√≠cano y unas alas enormes. Cabe destacar que el pterod√°ctilo no era muy grande, como era habitual en aquella √©poca. La envergadura de este drag√≥n volador no superaba el metro. Otras especies de pterod√°ctilos eran incluso m√°s peque√Īas, como sugieren algunos hallazgos. Los pterod√°ctilos adultos se caracterizaban por tener un cr√°neo largo y esbelto y unas mand√≠bulas largas y delgadas, dotadas de dientes de aguja c√≥nicos.

Apariencia del Pterod√°ctilo
Apariencia del Pterod√°ctilo

Los dientes delanteros eran los m√°s grandes, y su tama√Īo disminu√≠a gradualmente hacia la garganta. En comparaci√≥n con otras especies relacionadas, el cr√°neo y las mand√≠bulas eran rectos, sin ninguna curvatura. El cuello era alargado y bastante flexible, sin costillas cervicales, pero se pod√≠an ver las v√©rtebras cervicales. La parte posterior de la cabeza ten√≠a una cresta alta, que aumentaba de tama√Īo a medida que el pterod√°ctilo maduraba. Los Pterod√°ctilos destacaban por sus buenas cualidades de vuelo a pesar de su tama√Īo. Estas caracter√≠sticas se deben a los huesos ligeros y huecos que forman la base de las alas cori√°ceas.

Dato Curioso

El ala de un pterod√°ctilo no es m√°s que un gran pliegue de piel que estaba “unido” al cuarto dedo y a los huesos de la mu√Īeca. Las extremidades inferiores eran algo m√°s peque√Īas que las superiores, ya que el cuarto dedo era tan largo como la mitad de las extremidades. Una larga garra creci√≥ en su extremo.

Los dedos voladores tend√≠an a doblarse. La membrana interdigital del ala estaba formada por finos m√ļsculos protegidos por la piel y sostenidos por crestas queratinosas en el exterior y fibras de col√°geno en el interior. El cuerpo del pterod√°ctilo estaba cubierto de un ligero pelaje que daba la apariencia de ingravidez total sobre el fondo de las enormes alas. Cabe se√Īalar que Johann Hermann pint√≥ el pterod√°ctilo en 1800 como bastante bien alimentado, aunque los expertos dicen que ten√≠a un cuerpo delgado y estrecho.

Primer boceto del Pterod√°ctilo de Johann Hermann
Primer bosquejo del Pterod√°ctilo de Johann Hermann

En cuanto a la cola, no hay consenso entre los especialistas, ya que algunos creen que no hab√≠a cola en los pterod√°ctilos, mientras que otros creen que estaba presente, pero desapareci√≥ en el proceso de evoluci√≥n. Los que hablaron de tener una cola creen que era necesaria para que los pterod√°ctilos vivieran c√≥modamente en el aire. El hecho de que la cola desapareciera, seg√ļn creen los bi√≥logos, se debe a que sus cerebros se agrandaron y desarrollaron, provocando la desaparici√≥n de la cola.

Dato Interesante

El pterodáctilo era un reptil, pero a diferencia de las serpientes y los lagartos que son de sangre fría, los científicos creen que los pterodáctilos eran de sangre caliente porque tenían un pelaje que era casi como el vello de tu brazo, y esto significaba que podían generar su propio calor.

Acerca de su Tama√Īo

Los pterod√°ctilos variaban en tama√Īo, con envergaduras que iban desde 1 metro (aproximadamente el tama√Īo de un bate de b√©isbol profesional) hasta 11 metros (aproximadamente el tama√Īo de un autob√ļs largo).

Comportamiento y Estilo de Vida

Se supone que los pterodáctilos tenían un estilo de vida gregario, lo que indica que estaban muy organizados. Eran principalmente activos durante el día. Hasta ahora, los expertos se preguntan si alguna vez batieron las alas en vuelo, sobre todo porque no hay duda de su capacidad para elevarse libremente en el aire. La mayoría de los expertos dan preferencia al vuelo con aletas, aunque la técnica era algo diferente a la de las aves modernas. Lo más probable es que los pterodáctilos realizaran aleteos lentos y poco frecuentes en vuelo, como los albatros, por ejemplo.

La sombra del pterod√°ctilo. By: lennythelens (Flickr)

Después de cada aleteo de las alas, el pterodáctilo se entregaba a la deriva. Naturalmente, el largo cuello y la enorme cabeza interferían en el proceso de vuelo, por lo que sólo se puede especular. Otro gran debate es cómo los pterodáctilos eran capaces de despegar antes de volar. Algunos científicos creen que los pterodáctilos se lanzaban fácilmente desde cualquier superficie, incluida el agua.

Dato Importante

Algunos opositores creen que a los pterodáctilos les resultaba difícil despegar, sobre todo porque tienen que estar a cierta altura para hacerlo. El pterodáctilo utilizaba sus afiladas garras para subir a una altura (en una roca, un acantilado o un árbol).

Se cree que los pterodáctilos trepaban por cualquier superficie con facilidad, pero eran torpes cuando se desplazaban por el suelo, ya que se veían obstaculizadas por sus alas plegadas y sus dedos doblados.

En el agua, se sentían mucho más cómodos porque las mallas entre los dedos se convertían en una especie de aletas. Los pterodáctilos tenían una vista excelente, por lo que podían observar los bancos de peces desde el aire. En el aire, los pterodáctilos se sentían más seguros. Dormían con la cabeza agachada, como los murciélagos, aferrados a una cornisa o a la rama de un árbol con sus garras.

¬ŅCu√°nto Tiempo Viv√≠an los Pterod√°ctilos?

Los pterod√°ctilos eran animales de sangre caliente, por lo que su esperanza de vida se calcul√≥ de forma similar a la de las aves modernas de tama√Īo similar. Por ello, se tomaron como base aves como las √°guilas y los buitres, que tienen una vida de hasta 70 a√Īos.

Historia del Descubrimiento

El esqueleto de un pterod√°ctilo fue descubierto por primera vez en Alemania, en los yacimientos de piedra caliza de Solnhofen.

Conceptos Erróneos

Pterodactylus antiquus el primer fósil de pterosaurio identificado
Pterodactylus antiquus el primer fósil de pterosaurio identificado

En 1870 apareci√≥ una colecci√≥n de la bestia no identificada en la colecci√≥n privada del conde Friedrich Ferdinand con sus restos. Cuatro a√Īos despu√©s, los restos fueron descritos por Cosimo Alessandro Collini, historiador franc√©s y secretario del propio Voltaire. Estuvo a cargo del departamento de historia natural del Palacio de Carlos Teodoro en Baviera. Los restos de esta criatura recibieron el estatus de hallazgo m√°s antiguo con el nombre de pterod√°ctilo, adem√°s de pterosaurio.

Dato Interesante

Hay otro esqueleto que puede considerarse con raz√≥n el primer hallazgo. Se trata del llamado “Pester Exemplar“, que se dio a conocer en 1779, pero que originalmente se clasific√≥ como una especie de crust√°ceo extinto.

Collini, que describió la criatura, opinó que no era un tipo de animal volador, sino un miembro de la fauna acuática. Esta teoría está respaldada desde hace mucho tiempo en varios niveles científicos.

En 1830, el zo√≥logo alem√°n Johannes Wagler escribi√≥ un art√≠culo sobre ciertos anfibios, que se apoyaba en la imagen de un pterod√°ctilo. Wagler no s√≥lo present√≥ la imagen del reptil volador al p√ļblico, sino que lo situ√≥ en una clase especial de animales entre las aves y los mam√≠feros.

La Hipótesis de Herman

El zoólogo francés fue el primero en especular que el cuarto dedo del pterodáctilo servía para retener la membrana del ala. Fue este zoólogo quien alertó por primera vez a Georges Cuvier de que había restos interesantes. Le preocupaba que los soldados de Napoleón no los llevaran a París. Junto con una carta en la que exponía su propia interpretación del origen de los fósiles, Johann Hermann envió un dibujo en blanco y negro en el que aparecía una criatura con las alas extendidas de forma redondeada que se originaba en el dedo anular.

Tomando como base la apariencia de los murci√©lagos, Herman coloc√≥ la membrana en el espacio entre el cuello y la mu√Īeca, aunque la membrana y el pelaje en s√≠ estaban ausentes. A pesar del hecho de que √©l mismo no particip√≥ en los estudios, Hermann identific√≥ a esta criatura como un animal. A pesar de algunos hechos, a Cuvier le gust√≥ la interpretaci√≥n de la imagen del mam√≠fero, que sirvi√≥ como fuente para futuras obras de Cuvier. Lo √ļnico que Cuvier hizo fue identificar los restos a los reptiles.

Dato Importante

En 1852, un monumento de bronce a un pterod√°ctilo iba a ser instalado en el The Jardin des plantes Par√≠s. No se sabe por qu√© razones, pero no se hizo, aunque el proyecto se realiz√≥ dos a√Īos despu√©s. De hecho, el monumento no se erigi√≥ en Francia, sino en Inglaterra, en el reci√©n inaugurado Hyde Park.

Monumento del Pterod√°ctilo en Inglaterra
Monumento del Pterod√°ctilo en Inglaterra

El Nombre Pterod√°ctilo

En 1809, el mismo Cuvier describi√≥ el reptil volador con m√°s detalle al p√ļblico. En este trabajo, fue el primero en denominar el hallazgo “Ptero-Dactyle“, que significa “ala y dedo”. Cuvier fue tambi√©n el primero en romper el mito de que esta especie era un ave costera. Durante ese mismo periodo, se supo que el ej√©rcito franc√©s no hab√≠a retirado los restos porque estaban en posesi√≥n de un fisi√≥logo alem√°n. Mientras examinaba los restos, la prensa inform√≥ de que los restos hab√≠an desaparecido. Cuando el fisi√≥logo ley√≥ este informe, inform√≥ a Cuvier de que nadie hab√≠a robado el hallazgo.

En 1812, el fisiólogo alemán escribió un artículo en el que afirmaba que la criatura era una especie intermedia entre las aves y los murciélagos.

Cuvier public√≥ un art√≠culo contrario en el que insist√≠a en que los restos pertenec√≠an a un antiguo reptil. En 1817 se encontr√≥ otro ejemplar de pterod√°ctilo mucho m√°s peque√Īo.

Dato Importante

Ya en 1815, un zo√≥logo estadounidense sugiri√≥ utilizar el t√©rmino Pterodactylpterod√°ctilo“, tras leer la obra de Cuvier.

En los tiempos modernos, los cient√≠ficos, armados con los √ļltimos avances de la ciencia, llevaron a cabo un an√°lisis exhaustivo de los restos. El resultado fue que hab√≠a una sola especie de pterod√°ctilo.

¬ŅD√≥nde Viv√≠an los Pterod√°ctilos?

Los pterod√°ctilos vivieron en nuestro Planeta hace 150-145 millones de a√Īos, apareciendo en el per√≠odo Jur√°sico y desapareciendo en el per√≠odo Cret√°cico. Algunos cient√≠ficos creen que los pterod√°ctilos vivieron exclusivamente en el per√≠odo Jur√°sico.

Dato Importante

Pr√°cticamente todos los restos fosilizados se han encontrado en las calizas de Solnhofen y, s√≥lo una peque√Īa parte pertenece a algunos Estados de Europa, as√≠ como √Āfrica, Am√©rica y Australia.

Como resultado de sus hallazgos, los científicos suponen que los pterodáctilos habitaban zonas bastante extensas. Los restos de los pterodáctilos fueron encontrados en 2005 en las orillas del río Volga.

De qué se Alimentaban los Pterodáctilos

Bandada de pterod√°ctilos en busca de nuevas presas para comer
Bandada de pterod√°ctilos en busca de nuevas presas para comer

Bas√°ndose en los hallazgos de los f√≥siles, los cient√≠ficos concluyeron que los pterod√°ctilos se alimentaban de todo lo que sus agudos ojos pod√≠an ver desde su altura de vuelo. Naturalmente, el tama√Īo de la presa no superaba las capacidades del cazador.

La base de la dieta era el pescado, que era abundante en varias masas de agua.

Reproducción y Descendencia

Como los pterod√°ctilos prefer√≠an vivir en grupos m√ļltiples, sus lugares de anidaci√≥n formaban grandes colonias. Como sus nidos se situaban lo m√°s cerca posible de las masas de agua, anidaban en acantilados escarpados. Seg√ļn los especialistas, los pterod√°ctilos eran padres responsables. Cuidaban de sus cr√≠as y tambi√©n les ense√Īaban a sobrevivir en su entorno.

Familia de Pterod√°ctilos volando
Familia de Pterod√°ctilos volando

Enemigos Naturales


En aquellos lejanos tiempos, hace millones de a√Īos, nuestro planeta albergaba una variedad de depredadores para los que los pterod√°ctilos serv√≠an de peque√Īas presas. Estaban en peligro, ambos en el aire. pero tambi√©n en el suelo, y los pterod√°ctilos no estaban muy c√≥modos en el suelo. Eran presa f√°cil para muchos depredadores terrestres.

En aquellos tiempos lejanos que se remontan a millones de a√Īos, nuestro planeta fue el hogar de muchos animales depredadores diferentes, para los cuales los pterod√°ctilos sirvieron como presas peque√Īas. Estaban al acecho por el peligro, tanto en el suelo como en el aire. En el suelo especialmente porque los pterod√°ctilos no se sent√≠an muy c√≥modos, y se convirtieron en presas f√°ciles para muchos depredadores terrestres.

Palabras Finales

Es dif√≠cil imaginar que hace muchos millones de a√Īos existieran estos animales en el planeta Tierra. Aunque los cient√≠ficos a√ļn s√≥lo adivinan c√≥mo pudieron volar estos reptiles, las pruebas sugieren que s√≠ lo hicieron. La mera presencia de una membrana interdigital sugiere que pasaron parte (quiz√°s la mayor parte) de su vida en el cielo. Que estos reptiles eran vol√°tiles tambi√©n lo indica la estructura de sus huesos, que eran huecos. En otras palabras, independientemente de lo que piensen todo tipo de especialistas, los pterod√°ctilos representan f√≥siles de reptiles voladores, aunque para los especialistas modernos muchos hechos son dudosos porque muchas cosas no se pueden explicar. Muchos misterios del pasado a√ļn no se han resuelto, aunque cada d√≠a se encuentra algo nuevo e inexplicable.

Es muy posible que los pterod√°ctilos sean los progenitores del mundo moderno de las aves, lo cual es poco probable. As√≠ lo demuestra la aparici√≥n de estos reptiles, que no tienen ning√ļn parecido con las aves modernas, salvo la presencia de alas primitivas, en cuanto al concepto moderno. Ni siquiera el hecho de que los pterod√°ctilos pudieran volar demuestra que fueran aves. Muchos cient√≠ficos se afanan en encontrar pruebas de, al menos, cierta afinidad entre la fauna que exist√≠a hace muchos millones de a√Īos y la actual.

Vídeo del Pterodáctilo

Preguntas Frecuentes sobre los Pterod√°ctilos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al principio
Cerrar
Buscar Etiquetas