Anaconda: Características y Curiosidades

Mucha gente sabe que existe una serpiente gigante, pero pocos saben que esa información es contradictoria porque hay muchas leyendas y muchos mitos asociados a la anaconda. Por lo tanto, es difícil averiguar qué es verdad y qué es ficción. Es probable que el problema tenga que ver con el tamaño realmente grande del ser vivo, así como con su hábitat, que se encuentra en lugares de muy difícil acceso para los humanos.

Las anacondas rivalizan con las pitones por la serpiente más larga del mundo , pero superan con creces a las pitones en peso. Son las serpientes más pesadas del mundo. Las anacondas son endémicas de las cuencas de los ríos Amazonas y Orinoco de América del Sur .

Anaconda salvaje sobre el pasto verde
Anaconda salvaje sobre el pasto verde

Datos increíbles sobre la anaconda

  1. Tienen dos pulmones; la mayoría de las serpientes sólo tienen uno
  2. Las hembras permanecen sin comer durante los siete meses de gestación
  3. Tienen diminutos huesos vestigiales en la cadera y en la parte posterior de la pierna, ocultos en su cuerpo
  4. Sus fosas nasales y ojos están en la parte superior de la cabeza
  5. Los adultos no tienen depredadores naturales

Descripción de la Anaconda

La serpiente gigante tiene varios nombres: la anaconda verde o común, así como la boa de agua.

Anaconda Verde o eunectes murinus
Anaconda Verde o eunectes murinus

Dato Curioso

La primera mención de la anaconda apareció hace unos 500 años en una obra de ficción. Su autor describió una serpiente de enorme tamaño, de unos 6 metros de largo, que presentaba una cabeza rojiza y ojos verdes. Cuando lo mataron, se encontró un cervatillo entero en su vientre.

La anaconda es conocida por ser la serpiente más grande que habita en nuestro Planeta, y cabe destacar que las hembras son mucho más largas que los machos. Por lo general, el tamaño medio de estos reptiles oscila entre los 4 y los 6 metros, aunque algunos zoólogos del mundo afirman haber encontrado anacondas de más de 8 metros. Muchos expertos creen que estos tamaños son la excepción a la regla, por lo que las diversas historias de anacondas capturadas que superan los 10 metros de longitud no son más que ficción. Lo mismo ocurrió cuando en 1944 se capturó una gran serpiente con una longitud corporal de 11,4 metros. Es probable que quienes lo capturaron exageraran mucho su tamaño.

La anaconda se caracteriza por tener el cuerpo de color verdoso pálido, enteramente cubierto de manchas de color marrón claro y de forma ovalada, con marcas redondas de color amarillo grisáceo que se alternan con manchas en los costados. La naturaleza de la coloración permite a la anaconda camuflarse fácilmente entre las hojas caídas y otros elementos de la vegetación. Mientras está en el agua, la anaconda puede permanecer sin ser detectada en la vegetación acuática, a la espera de su posible presa. El cuerpo de la anaconda se basa en su cola, así como en su columna vertebral y sus costillas, que son muy elásticas. Al tragar una presa, son capaces de doblarse con fuerza, especialmente si se trata de una presa suficientemente grande. Los huesos del cráneo no son menos elásticos, por lo que la anaconda se traga grandes presas con facilidad.

La lengua de la anaconda tiene las mismas funciones que las de otras serpientes. Con una lengua bastante móvil, las serpientes exploran su entorno además de comunicarse. Todo su cuerpo está cubierto de escamas duras y secas a modo de coraza, que le protegen tanto de los enemigos como de las influencias externas. Si se tocan las escamas con las manos, son bastante suaves y resbaladizas, por lo que no es fácil atrapar al reptil. Durante el proceso de muda, la piel de la anaconda se desprende en una sola pieza, teniendo la anaconda que frotarse activamente contra diversos elementos del suelo, en forma de rocas o enganches.

Nombre Científico de la Anaconda

Las anacondas (Eunectes sp.) viven en Sudamérica, donde los nativos las conocen desde hace tiempo como «sucuri«.

Anaconda en un tronco de árbol
Anaconda en un tronco de árbol

Descubiertas por primera vez por los occidentales en el siglo XVII, al principio recibieron muchos de los nombres que se dieron a la pitón moradora asiática. Se cree que la palabra «anaconda» procede del cingalés «henakanday» (que significa «serpiente del trueno»), o del tamil «anaikondran» (que significa asesino de elefantes). Estos nombres se utilizaban en referencia a las pitones, pero las anacondas, al ser muy similares, recibieron los mismos títulos.

El nombre latino de la anaconda verde (Eunectes murinus) tiene un doble significado. En primer lugar, «Eunectes» significa «buen nadador«. En segundo lugar, «murinus» significa «de ratones«, porque inicialmente se pensaba que las anacondas se alimentaban principalmente de ratones.

Estas serpientes también suelen llamarse «boa de agua«. La palabra «boa», en latín, se refiere a las vacas, y las anacondas se asociaban a las vacas en las leyendas populares. En estas leyendas populares, se decía que la anaconda perseguía a las vacas y las amamantaba hasta dejarlas completamente vacías.

Tipos de Anaconda

Existen cuatro especies de anaconda, siendo la más común la anaconda verde. A continuación, una lista de cada tipo de anaconda:

Foto de la anaconda amarilla
Foto de la anaconda amarilla
  1. Anaconda boliviana (Eunectes beniensis): Esta fue descrita por primera vez como una especie distinta en 2002, estas anacondas viven en el noreste de Bolivia y son ligeramente más pequeñas que las anacondas amarillas.
  2. Anaconda de manchas oscuras (Eunectes deschauenseei): Vive sobre todo en la desembocadura del río Amazonas, esta especie se adapta especialmente bien a un estilo de vida acuático.
  3. Anaconda amarilla o curiyú (Eunectes notaeus): Son sólo ligeramente más pequeñas que la anaconda verde. Su área de distribución incluye gran parte del río Paraguay y sus afluentes.
  4. Anaconda verde (Eunectes murinus): Es la anaconda más grande y famosa. Su área de distribución se extiende por toda la cuenca del Amazonas y la mayor parte de Brasil y los países vecinos.

Dónde Habita la Anaconda Común

La anaconda es un representante típico de las zonas tropicales húmedas y de las masas de agua de Sudamérica. La mayor parte de estas grandes serpientes viven en Venezuela, Paraguay, Bolivia, así como en las selvas de Guayana Francesa, Guyana y Perú. Debido a la difícil accesibilidad y al secretismo del hábitat, los científicos aún no pueden dar una estimación precisa de la población total de estas serpientes gigantes. Este problema no se ha resuelto hasta hoy, por lo que sólo se pueden utilizar cifras aproximadas. El Libro Rojo afirma que no hay amenazas de extinción de la especie. Esto indica que no es posible seguir la dinámica de la población. Muchos expertos creen que la anaconda tiene poco impacto en la población en general.

Foto de una Anaconda verde debajo del agua
Foto de una Anaconda verde debajo del agua

Las anacondas pueden verse en muchos zoológicos de todo el mundo, aunque es difícil crear condiciones favorables para su cría. En cautividad, estas increíbles criaturas viven una media de unos 10 años, y rara vez llegan a los 20.

La anaconda pasa la mayor parte de su vida en el agua, eligiendo zonas tranquilas y cálidas de ríos, arroyos y riachuelos para vivir. La anaconda se encuentra en los distintos lagos que componen la cuenca del Amazonas. La anaconda aparece en la orilla para tomar el sol o para cazar, acechando entre las hojas y otra vegetación de los densos matorrales tropicales. A menudo se puede ver a la anaconda descansando en un gran árbol. En caso de peligro, volverá rápidamente al estanque, donde puede permanecer bajo el agua durante largos periodos de tiempo, sintiéndose segura. Cuando los ríos se secan, estos reptiles se entierran en el limo o en el suelo costero, donde permanecen inmóviles hasta que llega la estación de las lluvias.

Dato Curioso

Las fosas nasales y los ojos de la anaconda están situados más cerca de la parte superior de la cabeza, lo que le permite seguir a su presa mientras está completamente sumergida en el agua, exponiendo sólo la parte superior de la cabeza. Con esta habilidad, la anaconda puede reaccionar rápidamente cuando se acerca un peligro. Cuando la serpiente está bajo el agua, sus fosas nasales se cierran con membranas especiales.

El gigantesco tamaño de la anaconda no la salva del ataque de los jaguares o los caimanes. Una serpiente herida atrae inmediatamente la atención de las pirañas, que en una gran manada se encargarán fácilmente de un reptil herido, a pesar de su tamaño.

Las anacondas son más fuertes y agresivas que la boa constrictora media, por lo que pueden atacar fácilmente a los humanos, sobre todo porque su tamaño se lo permite. A pesar de este hecho, prefieren evitar estos encuentros. Hay que tener en cuenta que este encuentro puede no acabar bien para un humano si se le provoca con sonidos fuertes o movimientos bruscos.

Dato Importante

Un adulto puede hacer frente de forma independiente a una anaconda si la longitud de su cuerpo no supera los 3 metros. La anaconda es bastante musculosa, ya que el éxito de la caza depende de la fuerza de sus músculos. Mucha gente cree, basándose en mitos, que la serpiente tiene el poder de hipnotizar a los humanos, sin contar los animales. De hecho, sólo son mitos, que no tienen ninguna prueba.

Cabe señalar que la anaconda no se considera una serpiente venenosa, pero su mordedura puede ser muy dolorosa, con consecuencias muy negativas para el ser humano.

Captura de una anaconda sobre hojas
Captura de una anaconda sobre hojas

Desde la antigüedad se cuentan muchas historias de este depredador que ataca y se traga a los humanos. De hecho, sólo se ha registrado un caso de ataque de una anaconda a un ser humano. Ocurrió en la India, cuando una anaconda atacó a un niño. Por regla general, estos reptiles no atacan deliberadamente a los seres humanos, sino que se trata de un mero accidente. Cuando una persona está metida hasta la cintura en el agua, la anaconda puede confundirla con cualquiera de los animales, ya que sólo ve la parte inferior. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las tribus indias cazan estas serpientes, se comen su carne y fabrican diversos recuerdos con sus pieles para venderlos a los turistas.

Un famoso zoólogo inglés participó en la caza de una anaconda y la describió no como la caza de un formidable depredador, sino como la caza de un animal que necesitaba protección. Una vez en cautividad con una bolsa sobre la cabeza, la anaconda no se comportó de forma agresiva en absoluto, lo que indica su naturaleza pacífica.

Qué Come la Anaconda Verde

La anaconda suele encontrar comida para sí misma, tanto en la orilla como en el agua, atacando repentinamente a su presa. Su dieta consiste en animales de pequeño tamaño. Sin embargo, la anaconda también puede atacar a animales más grandes en ocasiones. Básicamente, la dieta depende del tamaño del reptil, por lo que los individuos grandes son capaces de tragar cocodrilos, carpinchos y otros animales más grandes, aunque esto es bastante raro. Si la anaconda está hambrienta, será capaz de atacar a cualquiera que se encuentre en su camino, independientemente de su tamaño. Por supuesto, no atacará a un animal que sea demasiado grande y que probablemente no pueda enfrentarse a él.

Anaconda y un cocodrilo
Anaconda y un cocodrilo

Cuando caza, la anaconda permanece inmóvil en una emboscada durante horas. Si una presa potencial se pone a tiro, la anaconda realiza un lanzamiento relámpago de su cuerpo, tras el cual envuelve su cuerpo musculoso alrededor de su presa. La víctima suele morir asfixiada cuando la anaconda la aprieta poco a poco. A la anaconda no le importa si depreda animales salvajes o domésticos y, por tanto, suele atacar también al ganado. Se alimentan del ganado doméstico joven, de los perros domésticos y de los gatos.

Reproducción y Crías

Por lo general, las anacondas prefieren llevar un estilo de vida aislado, por lo que un grupo de varios individuos sólo puede verse durante la época de reproducción. Este periodo comienza a finales de abril, lo que se asocia a la temporada de lluvias que es habitual en el valle del Amazonas. Las hembras producen una sustancia especial que dejan en la vegetación. De esta manera atraen a los machos. Como resultado, varios machos aparecen alrededor de la hembra y se pelean por el derecho a copular con ella. A pesar de ello, el proceso de apareamiento se realiza con la participación de todos los machos, por lo que es imposible determinar cuál de ellos es el preferido por la hembra.

Dato Importante

Antes del proceso de apareamiento, la hembra se alimenta intensamente, abasteciéndose de componentes vitales. Esto se debe al hecho de que mientras lleva a su futura descendencia, no puede cazar durante seis meses. Dado que el período de sequía siempre se puede retrasar, la hembra trata de encontrar un lugar cómodo con suficiente humedad.

El periodo de gestación de la hembra es de unos 7 meses, tras los cuales nacen hasta 40 crías. Las anacondas pertenecen a la categoría de serpientes vivíparas. Suelen nacer cachorros muertos y embriones no desarrollados. La anaconda se los come para evitar la inanición hasta que pueda alimentarse por sí misma. Una vez nacidas, las crías vivas se independizan rápidamente y abandonan a la hembra en busca de aventuras. Naturalmente, no todos los cachorros llegan a la edad adulta y acaban entre los dientes de varios depredadores.

Enemigos Naturales

Las anacondas, especialmente cuando son jóvenes, tienen muchos enemigos naturales (caimanes, cocodrilos, aves, jaguares), incluidos los que también viven en entornos acuáticos. Entre estos depredadores se encuentran los cocodrilos, a los que no les importa comer anacondas jóvenes. Por regla general, los individuos enfermos, viejos o debilitados son más propensos a ser atacados, especialmente en tiempos de sequía. Sin embargo, el principal enemigo es el hombre, que caza estas serpientes gigantes por placer sin pensar en las consecuencias. La piel de la anaconda tiene una gran demanda, lo que atrae a los cazadores furtivos. Causan un enorme daño al número total de estas increíbles criaturas vivas. Por lo general, no se dejan disuadir por la selva intransitable y los diversos peligros que acechan a cada paso.

Anaconda gigante no tiene depredador
Anaconda gigante no tiene depredador

Dato Curioso

Se puede comprar una pequeña anaconda paraguaya a vendedores privados pagando entre 10 y 20 mil rublos por ella, dependiendo de su tamaño.

A menudo son capturadas y vendidas en un zoológico, lo que no es el peor destino para una anaconda.

Video Documental de la Anaconda

Preguntas Frecuentes sobre la Anaconda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir al principio
Cerrar