Dragón de Komodo: Características y Curiosidades

El varano de Komodo, también llamado dragón de Komodo, está considerado uno de los seres vivos más singulares que viven en la naturaleza. Este animal puede ser comparado con una criatura mítica debido a su apariencia única asociada a su enorme cuerpo, su larga cola y sus poderosas extremidades dobladas.

Este lagarto, de aspecto imponente, tiene un cuello bastante fuerte y unos hombros poderosos, pero una cabeza relativamente pequeña. Bajo la áspera piel escamosa, se aprecian claramente los fuertes músculos. La gran cola no sólo sirve de apoyo en los desplazamientos, sino también como arma para aclarar las relaciones entre los rivales.

Dragón de Komodo: Descripción

Descripción del Dragón de Komodo
Descripción del Dragón de Komodo

Los dragones de Komodo son animales cordados y pertenecen a la clase de los reptiles, así como al orden de los escamosos (Squamata) y a la familia de los varánidos (Varanidae). El Komodo es el único reptil de su especie, y el animal no fue descrito por primera vez hasta 1912. Los lagartos varanos gigantes de Indonesia representan una población relicta de lagartos varanos bastante grandes. Habitaron el territorio de Indonesia y Australia en el lejano Plioceno, hace unos 4 millones de años.

Como resultado de un movimiento de la corteza terrestre hace aproximadamente medio millón de años, Australia se adentró en el sureste de Asia y los grandes varánidos pudieron regresar al archipiélago indonesio. Esta teoría ha sido probada por el descubrimiento de fósiles que se asemejan al esqueleto del varano de Komodo. Se cree que este gran lagarto es en realidad nativo de Australia, y que el lagarto más grande que desapareció fue el pariente más cercano del varano de Komodo.

Curiosidad

Los varanos de Komodo modernos son originarios de Asia. Hace unos 40 millones de años, las especies de reptiles gigantes aparecieron en Australia y se convirtieron en los progenitores de la «Megalania» (especie extinta de la familia Varanidae), que representa al Varano del Pleistoceno. Estos grandes tamaños de Megalania se atribuyen a la presencia de suficiente forraje.

También se han descubierto en Eurasia restos de especies extintas de lagartos del Plioceno, cuyo tamaño es comparable al de los modernos dragones de Komodo. Este hecho es una prueba de que a los enormes lagartos les fue bastante bien frente a la gran competencia entre los carnívoros por los bienes alimenticios.

Aspecto y Características

Los varanos indonesios en la estructura de su cuerpo y esqueleto tienen similitudes con los Anquilosaurios extintos. El animal tiene un cuerpo alargado y en cuclillas, paralelo al suelo. Las patas son curvas, por lo que no aportan gracia a este animal, pero son fuertes y permiten al enorme lagarto moverse ágilmente por el suelo.

Los varanos corren, maniobran fácilmente, saltan, pueden trepar a los árboles y también pararse sobre sus patas traseras.

Los varanos de Komodo corren a velocidades de hasta 40 km/h, a veces compitiendo con ciervos y antílopes. Hay vídeos en los que el varano de Komodo atrapa ungulados mientras caza, tras haberlos rastreado previamente.

Características del Dragón de Komodo
Características del Dragón de Komodo

El color principal del dragón de Komodo es bastante complejo, con el tono marrón principal de las escamas con motas claramente visibles que tienen diferentes matices, que van desde el gris-azul al rojo-amarillo. En función de la intensidad de la coloración, es posible determinar a qué grupo de edad pertenece este o aquel individuo: los especímenes jóvenes tienen una intensidad de color mucho más brillante en comparación con los especímenes más viejos.

La cabeza del dragón de Komodo es pequeña en comparación con el tamaño de todo su cuerpo, con un parecido parcial al de los cocodrilos y las tortugas. Los ojos también son pequeños, y la boca ancha tiene una lengua bífida que sobresale todo el tiempo. El dragón de Komodo también tiene orejas que pasan desapercibidas debido a los pliegues de la piel.

El cuello es largo y poderoso, pasando a un torso que termina en una larga cola. El Tamaño del cuerpo de un macho adulto puede corresponder a 3 metros, mientras que la hembra es de aproximadamente 2 metros y medio. Los machos pesan entre 80 y 180 kilogramos, mientras que las hembras son más pequeñas y su peso puede ser de 70 a 120 kilogramos. Los varanos tienen dos pares de extremidades en las que se mueven, mientras que en ciertas condiciones el dragón de Komodo es capaz de pararse sobre sus patas traseras. Los machos pueden luchar entre sí durante media hora.

Los dragones de Komodo prefieren un estilo de vida solitario, mientras que durante los períodos de reproducción se agrupan en grupos. Al estar en un entorno natural, los varanos viven hasta 50 años. A los 7-9 años, estos animales están listos para reproducirse. Las hembras no se preocupan por sus crías, mientras que protegen sus huevos durante 2 meses. Después de nacer, las crías pueden convertirse fácilmente en la cena de su madre.

¿Dónde Viven los Dragones de Komodo?

Los dragones de Komodo viven en un área muy limitada de sólo unos cientos de kilómetros cuadrados, lo que hace que estos animales únicos sean muy sensibles a diversos desastres naturales.

Los adultos prefieren vivir en los bosques húmedos de los trópicos, eligiendo para ello zonas llanas cubiertas de densos matorrales de hierbas y arbustos altos. Sin embargo, los dragones de Komodo también pueden encontrarse en otras zonas que bordean las playas, en las cimas de las colinas y en los lechos de los ríos secos. Las crías recién nacidas prefieren permanecer en la espesura del bosque hasta los 8 meses de edad.

Esta especie de lagarto habita exclusivamente en el sudeste asiático, incluidas las islas dispersas del archipiélago de las Islas Menores de la Sonda. La primera vez que los europeos vieron este enorme lagarto en la isla de Komodo, se asombraron del tamaño de esta criatura viviente, y también supusieron que estos singulares lagartos pueden volar. Cuando el rumor de la existencia de dragones vivos se extendió más allá de la isla de Komodo, muchos buscadores de emociones y aventureros, así como cazadores, se precipitaron a esta pequeña isla.

Hábitat de los dragones de Komodo
Hábitat de los dragones de Komodo

Después de eso, en la isla aparecieron hombres armados que comenzaron a cazar animales. Lograron matar a un Varane, cuyo cuerpo alcanzó más de 2 metros de largo. Luego lograron obtener especímenes cuya longitud alcanzó más de 3 metros de largo. Como resultado de un examen cuidadoso, se determinó con certeza que el animal no era capaz de volar, y mucho menos exhalar fuego, como se dijo en artículos publicados un poco más tarde. El lagarto fue llamado el Varano de Komodo, aunque muchos lo siguen llamando el dragón de Komodo.

Este animal, a lo largo de los años, se ha convertido en una leyenda viviente, mientras que a lo largo de los años una gran cantidad de investigadores de muchos países han realizado investigaciones en las condiciones naturales de estas criaturas en la isla de Komodo. Los cazadores tampoco se han despreocupado de estos animales, lo que ha provocado una importante disminución de la población total de dragones de Komodo.

¿De qué se Alimentan los Dragones de Komodo?

Presas de los Dragones de Komodo
Presas de los Dragones de Komodo

Los dragones de Komodo son animales carnívoros, y durante mucho tiempo se pensó que se alimentaban principalmente de carroña. Como se comprobó más tarde, estos lagartos son cazadores muy activos, que tienden emboscadas a animales bastante grandes. Pueden permanecer en una emboscada durante mucho tiempo. Se sabe con certeza que con su poderosa cola, los dragones fácilmente derriban jabalíes, así como ciervos. La presencia de un sentido del olfato agudo permite al Varano de Komodo rastrear presas que se encuentran a una distancia significativa.

Desgarran a sus presas en grandes fragmentos y luego se las tragan sujetándolas con sus extremidades delanteras. La estructura de las mandíbulas, así como los estómagos, son tales que tragan fácilmente grandes fragmentos de sus presas. Una vez completado el proceso de digestión, el animal se deshace de los huesos, cuernos, pelaje y dientes de sus víctimas. Después de limpiar su estómago, el animal se limpia el hocico con hierba, arbustos, tierra y agua.

La dieta del varano es muy amplia y consiste en invertebrados, diversos reptiles, así como sus congéneres inmaduros. Los especímenes más jóvenes prefieren comer insectos, huevos de diversas aves, así como otros reptiles.

Ha habido casos en los que han atacado a humanos y algunos han desenterrado cadáveres de las tumbas para comérselos. Los habitantes de la isla de Komodo, al conocer esta característica de los lagartos, comenzaron a cavar tumbas no en el suelo arenoso, sino en el arcilloso, colocando enormes piedras sobre las tumbas.

Carácter y Estilo de Vida

A pesar del hecho de que las Varanos de Komodo tienen un tamaño impresionante, los animales prefieren llevar un estilo de vida secreto, evitando encontrarse con personas. La vida en cautiverio demuestra una independencia total y no se apega a quienes lo alimentan y cuidan, siendo una criatura completamente salvaje.

Por regla general, los varanos de Komodo no se unen en grupos y viven solos, aunque durante la época de cría se les puede encontrar en grupo. Guardan su territorio celosamente y no se preocupan por la crianza de sus pequeños; además, se comen fácilmente a sus congéneres si se encuentran con uno que no es capaz de defenderse. Tolera fácilmente las condiciones húmedas y cálidas del hábitat. Se encuentra sobre todo en las tierras bajas, la sabana y los trópicos, y no asciende a las altas montañas.

Estilo de vida del varano de Komodo
Estilo de vida del varano de Komodo

Cazan durante todo el día, aunque a menudo se les encuentra por la noche. Se mueven con bastante rapidez y son expertos en trepar a los árboles. Para atrapar a su presa, el verano puede pararse no sólo sobre sus patas traseras, sino también sobre su cola para ser más alto. Además, el verano utiliza sus afiladas garras como armas.

Se esconden en agujeros, de hasta 3 m de ancho, que excavan con sus fuertes patas delanteras. Como los varanos de Komodo prefieren descansar y dormir en esas fosas, han aprendido a mantener el calor de sus cuerpos durante toda la noche. Su paciencia y capacidad de camuflaje permiten al depredador permanecer en una emboscada durante horas, a la espera de la siguiente presa.

Aunque el varano de Komodo caza principalmente durante el día, durante las horas más calurosas del día prefiere permanecer en la sombra. Estos lugares de descanso están situados en crestas donde llega la brisa marina. Se caracterizan por la gran cantidad de excrementos y la falta de vegetación. Los animales utilizan estos lugares como emboscadas para los ciervos.

Reproducción y Descendencia

Los dragones de Komodo no viven en pareja, y mucho menos en grupo, sino que prefieren una vida independiente. Vigilan su territorio y consideran a otros individuos de su familia como reclamantes de su territorio.

El proceso de reproducción tiene lugar en verano, por lo que desde finales de la primavera hasta el final del verano, los machos luchan enérgicamente por el derecho a fecundar a las hembras. Los combates pueden ser tan encarnizados que uno de los contendientes muere, aunque se cree que el derrotado es el que queda inmovilizado en el suelo. Por lo general, los rivales luchan poniéndose de pie sobre sus patas traseras.

Durante la pelea, los machos pueden defecar o limpiarse el estómago para ganar más movilidad reduciendo su peso corporal. Esta técnica la utilizan los lagartos en caso de peligro para escapar de la persecución. El vencedor no tiene más remedio que cuidar a la hembra y luego fertilizarla. En algún momento del mes de septiembre, las hembras comienzan a poner huevos. Para poner huevos, las hembras no tienen que aparearse con los machos. Estos animales poseen partenogénesis, por lo que las hembras son capaces de poner huevos no fertilizados sin participar en el proceso de apareamiento, aunque sólo nacen crías macho. Debido a esta capacidad, según los especialistas, empezaron a aparecer colonias enteras de varanos en las islas, donde anteriormente no había varanos. Como resultado de algunos fenómenos naturales, las hembras, una vez en una isla desierta, comenzaron a poner huevos.

Las hembras ponen sus huevos en arbustos, cuevas o simplemente en la arena. Camuflan los huevos para protegerlos de varios depredadores. Los huevos tardan entre 7 y 8 meses en desarrollarse. Tras la eclosión, las crías se suben a los árboles donde se sienten protegidas de los enemigos naturales y de los varanos adultos.

Enemigos Naturales de los Varanos de Komodo

Al vivir en su entorno natural, el varano no tiene enemigos ni competidores alimentarios. El impresionante tamaño de este animal lo convierte en un peligroso enemigo para otras especies animales.

Los varanos se diferencian por el hecho de que el 10% de su dieta consiste en sus congéneres, por lo que el enemigo principal de varanos puede ser otro varano más fuerte. Para que esto se convierta en una realidad, no es necesario rastrearlo, ya que los duelos entre ellos son bastante comunes: peleas por una hembra, peleas por reclamos de territorio o simplemente un ataque por lo que quiere comer. La mayoría de las peleas terminan con un varan comiendo otro.

Enemigos del Varano de Komodo
Enemigos del Varano de Komodo

En general, esto afecta a los individuos más jóvenes y débiles. Ya después de nacer, las crías tienen más posibilidades de ser devoradas por su madre. Para evitarlo, los varanos jóvenes se esconden en los árboles durante mucho tiempo para no convertirse en comida para sus hermanos o de su madre.

Además de los propios varanos, se ven amenazados por diversas catástrofes naturales y por los seres humanos. Las poblaciones de varanos dependen en gran medida de terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, etc. tales fenómenos naturales pueden borrar de la faz de la tierra a estos animales que viven en una pequeña isla en un corto período de tiempo.

Datos Importante

Los cazadores llevan décadas matando despiadadamente a los dragones de Komodo. Muchos entusiastas de la caza han viajado a la isla para matar a este animal único. Como resultado, la población global de dragones de Komodo se encuentra en un nivel crítico.

Población y Situación de la Especie

Situación de la población del Varano de Komodo
Situación de la población del Varano de Komodo

La información sobre el tamaño de la población de varanos de Komodo y su distribución en las islas era limitada hasta hace poco, ya que la investigación se realizaba sólo parcialmente. Este animal se considera una especie vulnerable y está incluido en la Lista Roja. La vulnerabilidad de la especie se debe principalmente a la caza furtiva, pero también al turismo. Las pieles de los animales tienen interés comercial, lo que motiva a muchos cazadores a cazarlos.

Según los investigadores, sólo quedan unas 6.000 varanos de Komodo en el planeta. La población está actualmente vigilada y protegida. Para preservarlos como especie, se creó un parque nacional en las Islas Menores de la Sonda. Los expertos del parque pueden decir con bastante precisión cuántos lagartos y en cuál de las 26 islas están actualmente habitados.

Las principales poblaciones están asociadas a dichas islas:

  • La Isla de Komodo cuenta con 1.700 especímenes.
  • La Isla de Rinca tiene unos 1.300.
  • La Isla Gili Motange tiene aproximadamente 1.000.
  • En la Isla de Flores hay unas 2 mil varanos.

Una de las principales amenazas para ellos no es sólo el ser humano, sino también el hábitat. La actividad volcánica, los incendios y los terremotos hacen que algunas zonas sean inhabitables, por lo que el número total de varanos ha disminuido constantemente de año en año. Tras una serie de medidas adoptadas para aumentar el número de estos animales, el número de varanos casi se ha duplicado.

Protección de los Varanos de Komodo

Para conservar la especie, se han tomado algunas medidas, incluso a nivel de la ley, prohibiendo la caza de los varanos de Komodo, y se han cerrado algunas de las islas a los turistas. Además, se han organizado zonas protegidas del acceso de los turistas para que los animales puedan vivir y reproducirse en su hábitat natural.

Al comprender que los dragones estaban al borde de la extinción, el gobierno indonesio promulgó en 1915 una normativa especial sobre las actividades de protección y preservación realizadas en la isla de Komodo. Como resultado, la isla fue cerrada a los visitantes.

La isla de Komodo forma parte de un parque nacional, por lo que las medidas de aislamiento harán su trabajo y la población de dragones de Komodo comenzará a crecer. A pesar de la decisión de las autoridades, el gobernador provincial no tiene prisa por tomar una decisión, ya que su decisión puede ser definitiva.

Sobre el Turismo

Todavía no se sabe por cuánto tiempo las autoridades cerrarán la isla de Komodo a las visitas turísticas. Es posible, que al momento que estés leyendo este artículo, las visitas turísticas estén totalmente abiertas.

Sin esperar a la decisión de las autoridades, los zoólogos crían estas singulares criaturas en cautividad, salvando las puestas de huevos que se encuentran en condiciones naturales. Los recogen y los colocan en las incubadoras, donde maduran y crecen en pequeñas granjas con condiciones especiales. Una vez que las crías han crecido y adquirido fuerza, los individuos son devueltos a su hábitat natural. Estos lagartos gigantes también pueden encontrarse fuera de Indonesia, en zoológicos de todo el mundo.

El Gobierno está decidido a tomar todas las medidas necesarias para preservar y aumentar el número de estas raras criaturas. Aislar las islas no es suficiente, ya que se necesitan medidas integrales.

Preguntas Frecuentes sobre el Dragón de Komodo

Únete a la Conversación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir al principio
Cerrar